LAS HUELLAS DE TODAS LAS NIÑERAS, MAESTROS Y ENFERMEROS SERÁN SOLICITADAS POR EL ICE

23472245_156014795012270_1549740759202030758_n

ESTADOS UNIDOS | En su cruzada de búsqueda de indocumentados, la oficina de Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) está explorando todas las bases de datos posibles donde pueda detecarlos.

Exfuncionarios dicen que eso significa acceder a una base de datos del FBI, que almacena al menos 56 millones de huellas dactilares de cuidadores de niños, de atención médica domiciliaria, maestros y otros empleos similares, publicó Daily Beast.

Tom Homan, director de ICE dijo el mes pasado que ha revisado el número de horas que los oficiales de “La Migra” pasan investigando sitios de empleo y auditando los formularios de inmigración de los trabajadores.

“Lo aumentaré cuatro o cinco veces”, dijo en la conservadora Heritage Foundation. “Procesaremos, detendremos y deportaremos a los trabajadores”.

El Departamento de Seguridad Nacional, en 2013, lanzó un programa para recibir ciertas huellas dactilares que los empleadores privados y la policía presentan al FBI para el control de antecedentes penales.

En la actualidad, la herramienta denominada Sistema de Gestión de Información de Respuesta Criminal Extranjera (ACRIMe, por sus siglas en inglés) se sincroniza con la base de datos biométrica masiva del Buró para verificar la biometría de delincuentes registrados, individuos sujetos a verificación de antecedentes y otros detenidos por autoridades contra fugitivos de inmigración y criminales deportados.