LA BÚSQUEDA DEL SUBMARINO ARGENTINO DESAPARECIDO CON 44 TRIPUNLANTES ENTRA EN UNA ETAPA CRUCIAL


1B

ARGENTINA. | En las últimas horas una nueva señal ha dado vida a las ilusiones de las familias de los 44 tripulantes abordo del submarino ARA San Juan, que cumple siete días de desaparecido, justo la cantidad de días que puede durar el oxigeno si la nave no sale a flote. Aviones han partido a la zona para determinar si se podría tratar del submarino en cuestión.

Cerca de la medianoche del martes, una flota encabezada por la corbeta Drummond se dirigía al lugar para tratar de verificar si esa señal corresponde al submarino buscado desde la semana pasada, después que el miércoles anterior perdiera todo tipo comunicación con las bases terrestres.

Sin una notificación oficial sobre la veracidad de la información por parte de la Armada Argentina, se conoció que un reporte que proviene de la Marina de los Estados Unidos destacó que uno de sus aviones encontró también una “mancha calórica”, que se correspondería a un objeto metálico, a unos 300 kilómetros de la costa de Puerto Madryn (Argentina) y a unos 70 metros de profundidad en el Atlántico Sur.

La señal, sin embargo, no sería suficiente para determinar si el objeto detectado es, en efecto, el submarino desaparecido o los restos de algún naufragio ocurrido en la zona.

 

Una vez verificada esa señal y si se comprueba que se trata del submarino, comenzaría el operativo de rescate para intentar sacar a los 44 tripulantes de la embarcación.

El ARA San Juan había zarpado nueve días antes desde Ushuaia y era esperado el domingo en su apostadero de Mar del Plata. La última comunicación se produjo la mañana del miércoles de la semana pasada.