ICE DETUVO A 800 EMPLEADOS DE FÁBRICA DE PAN PARA MCDONALD’S Y ASEGURA QUE VA POR MÁS

MCDONALD

CHICAGO, ESTADOS UNIDOS. | Las redades contra inmigrantes ilegales no cesa por parte de la autoridades del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), que en los últimos días ha impulsado persecusiones en lugares de trabajo. Un reporte oficial detalla que al menos 800 empleados de una fábrica de pan para la compañia McDonald´s fueron arrestados.

Lejos de garantizar una estabilidad a las personas que se dedican a trabajar, el ICE prometió multiplicar por cuatro o por cinco las redadas en los puestos de trabajo. El fabricante de pan dice ahora que tiene problemas para encontrar nuevos empleados.

La empresa que esta situada en Chicago afirmó que “una redada migratoria dejó a la compañía sin 800 trabajadores que no tenían la documentación correcta”.

La firma Aryzta AG, que es suiza y produce para cadenas de comida chatarra y supermercados, explicó el problema en una llamada con inversionistas, según reporta Bloomberg. Tras la redada, se quedaron sin el 35% de su fuerza laboral y aseguraron que esos trabajadores fueron reclutados a través de una empresa externa de contratación.

En octubre, el director de ICE, Thomas Homan, dijo haber dado órdenes para multiplicar por cuatro o por cinco las inspecciones en centros de trabajo para encontrar y detener a inmigrantes indocumentados.

“Este año nos estamos tomando muy seriamente la ejecución de la ley en los puestos de trabajo”, dijo Homan en Washington DC. “Y verán un aumento significativo este siguiente año fiscal”. La agencia niega en sus comunicados que haga ‘redadas’ sistemáticas, sino que hace operaciones concretas.

La productora de panes de hamburguesa dice que, durante la redada, no fue capaz de demostrar a las autoridades que los trabajadores tenían la documentación necesaria para trabajar legalmente en Estados Unidos. Pero también admite que el dolor de cabeza continúa para ellos.

“Es un proceso muy muy lento porque es como poner en marcha una fábrica nueva con una fuerza laboral nueva”, dijo en la llamada el director ejecutivo, Kevin Toland. “Esto presenta muchos retos, como pueden imaginar”.

El directivo dijo que les está costando retener a empleados en Estados Unidos y encontrar trabajadores para sustituir a los que perdieron tras la inspección laboral. / Con información de Univisión Noticias