ABUSADOR SEXUAL DE MENORES FUE CONDENADO A PAGAR UNA PENA MILENARIA

MILENARIO

TEXAS. El lunes anterior trascendió que un hombre fue condenado a purgar 470 años en prisión por abusar de menores; sin embargo, este miércoles un tribunal sentenció a un hombre de 39 años a pagar mil años en prisión, por abusar sexualmente de dos niñas de 9 y 10 años, en San Marcos, Texas.

Robert Benjamin Franks, de 39 años, deberá purgar dos cadenas perpetuas, así como a más de mil años adicionales en prisión, después de que abusara sexualmente de dos menores de 9 y 10 años, conforme un comunicado de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Hays.

El depredador sexual fue encontrado culpabre de 17 delitos de abuso sexual continuo, agresión sexual agravada de un niño e incidencia con un niño.

Autoridades informan que, según un testimonio oficial, la hijastra de Franks, de 9 años, le dijo a su padre que Franks le estaba haciendo “cosas desagradables” mientras estaba en su casa.

Aunque la hermanastra, de 10 años, de la primera víctima inicialmente negó haber sido abusada, cuando fue llevada a enfermería para un examen, alegó agresiones similares a las descritas por la otra menor, que habían ocurrido durante años, se lee en un comunicado oficial publicado el 27 del presente mes.

Según documentos oficiales, citados por Antena 3 TV, los abusos ocurrían de forma sistemática entre tres y cuatro veces por semana, durante al menos un lustro, desde que las menores tenían entre cuatro y cinco años.

En otro informe se anuncia que, durante la audiencia de castigo, una prima adulta de Franks denunció haber sido abusada sexualmente por el acusado cuando ella tenía 10 años y él 14 y en una segunda ocasión a la edad de 16 años.

“Las palabras realmente no pueden expresar la profundidad de la traición y la indignación justificada por una conducta como esta, cometida por un hombre que debería haber estado cuidando y protegiendo a estas niñas”, dijo Wes Mau, fiscal de distrito del condado de Hays.

El jurado, presidido por el juez presidente Jack Robison, sentenció a Franks a dos cadenas perpetuas, una por cada caso de abuso sexual continuo, además de 99 años por cada uno de los nueve cargos de agresión sexual agravada y 20 años por casa uno de los seis cargos de incidencia con un niño. Asimismo, el encontrado culpable deberá cubrir un total de 120 mil dólares en multas.