HABÍA ROBADO UN FERRARI PERO FUE DESCUBIERTO POR PEDIR DINERO PARA GASOLINA

FERRARI

CALIFORNIA, ESTADOS UNIDOS. | Un ladrón de autos de lujo se peseaba y presumía un Ferrari; sin embargo, cuando pidió dinero para comprar gasolina alertó que el auto que conducía no era de él y que se podría tratarse de un auto robado.

El vehículo de lujo había quedado varado en la salida de una autopista y cuyo conductor pedía donaciones para llenar su tanque de combustible, una combinación que muchos pareció sospechosa, por lo que alertaron a las autoridades.

 

La policía investigó la situación y descubrieron que el vehículo había sido hurtado de un centro automotriz.

El conductor arrestado fue identificado como Israel Pérez Rangel, de 38 años, residente de Santa Ana, un hombre que, según la Policía, cuenta con un largo historial delictivo el cual incluye múltiples acusaciones por robo de autos, posesión de narcóticos y ataque con arma mortal.

Pérez Rangel se llevó el Ferrari 458 Spider de un centro de servicios para autos lujosos situado en la ciudad de Costa Mesa, según la policía, que detalla que el hispano entró al negocio el pasado 18 de octubre y pudo evitar ser identificado por los empleados al vestir una chaqueta parecida a los uniformes de los mecánicos.

El hurto se descubrió cuando la dueña del Ferrari se presentó para recogerlo y fue notificada de que no había rastro alguno de su carro. La mujer presentó su denuncia ante las autoridades de Costa Mesa y el caso siguió sin resolverse por dos semanas, hasta que la Policía de Santa Ana fue alertada sobre dos extraños sucesos sobre la autopista 55.

La primera notificación a los agentes del orden se registró la tarde del 1 de noviembre cuando un testigo se quejó del ruido que hacía el motor de un vehículo de alta potencia mientras viajaba sobre la autopista.

 

La segunda denuncia llegó un poco después y esta vez los policías fueron advertidos de un Ferrari blanco que había quedado varado en la salida de Dyer Road, cuyo dueño estaba pidiendo dinero para comprar gasolina. Una patrulla fue enviada al lugar para investigar, pero al llegar el Ferrari ya no estaba.

Los agentes continuaron su rastreo de la zona y fue en una estación de gasolina donde finalmente hallaron el vehículo. El conductor intentó darse a la fuga, pero rápidamente fue alcanzado.

Al revisar la matrícula y las placas, confirmaron que el Ferrari era robado y Pérez Rangel fue arrestado. / Con información de Univision Noticias