EL FUEGO NO DA TREGUA, EVACÚAN A 230 MIL RESIDENTES DE LOS ÁNGELES Y VENTURA

CALIFORNIA

CALIFORNIA, ESTADOS UNIDOS. | Las últimas horas han sido críticas para los grupos del cuerpo de Bomberos que han intentado a toda costa controlar el voraz incendio que ha consumido desde la noche del lunes grandes hectáreas de terreno en el sur de California. Autoridades han ordenado evacuar a 230 mil residentes de las ciudades de Los Ángeles y Ventura.

Los esfuerzos por extiguir el siniestro se han complicado dado las ráfagas de viento que se registran en la zona y la baja humedad; dos situaciones que acelera el avance de tres incendios en dichas ciudades. 66 mil acres de superficie han sido arrasadas y las llamas han alcanzado al menos 130 viviendas.

 

 

Según datos del cuerpo Bomberos, los incendios denomidados “Creek” y “Rye”, que afectan el norte del condado de Los Ángeles, iniciaron durante la mañana del martes pero en cuestión de horas se han extendido a más de 16 mil acres y han convertido en ceniza unas 30 casas.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, estimó que las órdenes de evacuación emitidas por estos dos incendios afectan a unos 150,000 residentes de las áreas de Santa Clarita, Valencia, Sylmar y Sunland.

El incendio “Thomas” que desde la tarde del lunes arde en el condado de Ventura se ha extendido por más de 50 mil acres. Ahí las autoridades han emitido órdenes de evacuación obligatoria para ciertos sectores de las ciudades de Ventura, Santa Paula y Ojai, donde se estima que habitan más de 80,000 personas.

Los bomberos poco habían podido hacer para contener las llamas debido a la errática dirección del viento que en algunas áreas alcanzó ráfagas de hasta 80 millas por hora. Sólo el incendio “Rye” estaba contenido en 5%.

Los vientos de Santa Ana, una condición climática que se caracteriza por fuertes corrientes de aire seco y baja humedad, son los que han avivado y acelerado el fuego.

 

 

En el condado de San Bernardino otro incendio que surgió el mediodía de este martes y fue bautizado como “Little Mountain”, amenazaba con convertirse en “un mounstruo” debido a esas mismas condiciones climáticas. Apenas había avanzado 100 acres de superficie, pero las autoridades ya habían ordenado la evacuación de varios sectores aledaños a las autopistas 15, 210 y 215.

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró el estado de emergencia para el condado de Ventura, mientras que el alcalde Garcetti hizo lo propio para la ciudad de Los Ángeles y urgir al estado y a la federación que envíen lo más pronto posible los recursos necesarios para combatir la situación. / Con información de Univisión Noticias