NUEVO ESCÁNDALO DE ACOSO SEXUAL SACUDE AL CONGRESO ESTADOUNIDENSE

moore

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS. | El político de mayor trayectoria en la Cámara, John Conyerns, ha decidido dar un paso al costo, luego que se hicieran públicos señalamientos sobre un presunto acoso sexual en contra dos exasesoras.

El congresista es acosado de manosear y tocar a dos de sus exempleadas. Conyerns Es el primer político en todo Estados Unidos en dejar su trabajo en la más reciente oleada de denuncias sobre conductas sexuales impropias, que generado muchas repercusiones en periodisas, actores y políticos.

 

 

“Mi legado no puede ser comprometido o minusvalorado de ninguna manera por esto. Esto también deberá pasar. Mi legado continuará a través de mis hijos”, expresó el congresista, de 88 años, desde una cama de hospital en Detroit.

En un caso del que se le acusa, el político acordó un arreglo económico de $27 mil dólares con la víctima. Pese a haber negado los alegatos, el demócrata abandonó la semana pasada su prestigioso asiento en la Comisión de Justicia después de que los líderes del partido se lo pidieran.

En las últimas horas, el veterano congresista llamó a una radio local para explicar su retirada inminente del Congreso.

 

 

En los últimos días, tanto el líder de los republicanos en el Capitolio, Paul Ryan, como la demócrata, Nancy Pelosi, dijeron que Conyers debía abandonar su puesto.

El senador demócrata Al Franken ha recibido al menos tres acusaciones por comportamientos inapropiados, pero hasta la fecha ha defendido que no renunciará. Roy Moore, el aspirante republicano al Senado por Alabama, está acusado de abusos sexuales por al menos ocho mujeres, una de las cuales era menor de edad cuando se produjeron los hechos. Lejos de retirarse de la pugna política, Moore, cuya candidatura ha respaldado el presidente Donald Trump, lidera en las encuestas.