HIJO DE PRESIDENTE TRUMP BAJO LA LUPA DEL CONGRESO ESTADOUNIDENSE

JUNIOR

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS. | Donald Trump Jr., hijo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue sometido a una interpelación privada en una comisión creada por el Congreso estadounidense, para investigar su ingerencia en la trama rusa.

El Congreso trata de establecer e investigar las denuncias de que Rusia interfirió en las elecciones presidenciales estadounidenses del 2016.

 

Trump Jr. se cometió a un cuestionario hecho por la Cámara de Representantes, a donde el hijo mayor del mandatario ingresó por una puerta trasera del edificio, donde no había presencia de medios informativos.

La Cámara Alta y Baja trabajar en la indagatoria sobre un encuentro que Trump Jr. y otros responsables de la campaña tuvieron con funcionarios rusos el año pasado. El intercambio de documentos WikiLeaks también forma parte de la investigación.

Pero este no será el único interrogatorio al que pueda verse sometido Trump Jr. antes de fin de año, ya que la Comisión de Asuntos de Inteligencia del Senado también desea hacerle cuestionamientos. Antes, también fue entrevistado por la Comisión de Asuntos Judiciales del Senado.

En los correos electrónicos intercambiados antes de la reunión, que tuvo lugar en el 2016 en la Trump Tower, Trump Jr. acepta con entusiasmo una invitación para reunirse con la abogada rusa Natalia Veselnitskaya y otras figuras, que le prometían información desfavorable sobre Hillary Clinton.

 

Trump Jr. ha niega haber recibido ese tipo de información. En una reunión a puertas cerradas con la Comisión de Asuntos Judiciales en septiembre, Trump Jr. describió ese encuentro como simplemente una oportunidad de aprender sobre “el carácter y las cualidades” de Clinton, y que su intención no era conspirar con los rusos para ayudar a la campaña de su padre.

Pero en torno a la trama rusa, no solo el hijo del presidente ha sido interrogado, ya que recientemente el yerno del mandatario, Jared Kushner, también fue sometido a un interrogatorio por ambas comisiones. También han sido interpelados Ike Kaveladze, quien estaba ahí en representación de un empresario ruso con quien Trump se había asociado para realizar el concurso Miss Universo en Moscú, y Rinat Akhmetshin, un agente de presión política ruso-estadounidense.