EL SUR DE CALIFORNIA ARDE EN LLAMAS, EL FUEGO ESTÁ FUERA DE CONTROL

1C

LOS ÁNGELES, ESTADOS UNIDOS. | Los cuatro incendios suscitados desde el lunes amenazan con devorar más de 15 mil vivienda en el sur de California, pese al esfuerzo que realizan más 5 mil bomberos para detener la furia de los incendios forestales que están fuera de control.

Hasta la fecha se han realizado 250 mil evacuaciones de residentes de los sectores afectados, ya que las llamas avanzan con rapidez debido a las fuertes ráfagas de vientos que afecta la zona de Santa Ana y que podrían empeorar la situación en las próximas horas, ya que se prevé un aumento en su fuerza.

 

Las residencias afectadas la mañana de este jueves han sido las cientos de mansiones en los opulentos vecindarios de Bel Air y Brentwood.

Desde que inició el siniestro el lunes 3 de diciembre hasta ahora, se reporta la destrucción de más de 110,000 acres, lo que equivale a 172 millas cuadradas, una extensión de terreno similar al tamaño de la ciudad de Nueva Orleans, que es más grande que ciudades como Denver o Las Vegas, y que triplica a Miami.

Del total de personas evacuadas, unas 110 mil han sido del área de Sylmar, una comunidad del norte de la ciudad de Los Ángeles donde casi el 70% de la población es hispana.

Los cuatro incendios que amenazan miles de viviendas en Ventura, Santa Clarita, Sylmar y Bel Air, han sido bautizados como Thomas, Creek, Rye y Skirball, respectivamente, que debido a la presencia de los vientos de Santa Ana, una condición climática de fuertes corrientes de aire seco y baja humedad en el ambiente, los incendios han avanzado con rapidez.

El fuego Thomas, en la ciudad de Santa Paula del condado de Ventura, inició la tarde del lunes, es el más grande al extenderse por una superficie de 90 mil acres y amenaza a 12 mil estructuras como almacenes, graneros, establos, cobertizos, cocheras, etc., pero en su gran mayoría viviendas.

A 40 millas de ahí, hacia el sureste, durante la madrugada del martes surgió el fuego Creek en la comunidad de Sylmar, perteneciente a la ciudad de Los Ángeles, el cual obligó a la evacuación de 150 mil residentes y donde 29 caballos murieron carbonizados al ser abandonados en un establo.

Horas después y 10 millas al norte, en Santa Clarita, las espectaculares llamaradas del fuego Rye opacaron las atracciones del parque Six Flags Magic Mountain que tenía a su lado y que se vio obligado a cerrar, además del peligro, por la pésima calidad del aire que era asfixiante.

 

Para el amanecer del miércoles apareció el fuego Skirball en las colinas de Bel Air, una lujosa zona residencial donde el promedio de las viviendas es de $3.3 millones de dólares y donde las llamas alcanzaron un viñedo propiedad del magnate de los medios de comunicación, Rupert Murdoch, y otras 15 propiedades, además de obligar al cierre de un tramo de la autopista 405, la más ocupada del país.

Otro incendio, en el condado de San Bernardino, llamado Little Mountain y que amenazaba con convertirse en un monstruo de lumbre, fue contenido este miércoles en un 100% en menos de 24 horas. / Con informaciónde Univisión Noticias