LA INCREÍBLE ACUSACIÓN DE UNA MAESTRA CONTRA UN NIÑO DE SEIS AÑOS CON SÍNDROME DE DOWN

PAPA

TEXAS, ESTADOS UNIDOS. | Un pequeño de seis años, quien además tiene trisonomía 21 (Síndrome de Down) fue acusado, por una maestra de su escuela, con las autoridades policiales por supuestamente decir en varias ocasiones “Ala” y “boom”, advirtiendo que podría tratarse de un terrorista.

La policía de la ciudad de Pearland, en Houston, se puso en contacto de inmediato con el padre del menor, un hombre de origen jordano de nombre Maher Suleiman, para informarle la queja recibida contra su hijo de seis años, de nombre Mohammad.

 

“Así de la nada, me llamó un oficial de policía (de Pearland, Texas) para informarme que había recibido un reporte de la escuela en contra de mi hijo porque dijo las palabras ‘Alá’ y ‘boom’ y (la maestra) sospechaba que era un terrorista”, dijo Suleiman.

Sin dar crédito a lo sucedido el sorprendido padre se puso en contacto con la directoria de la insititución, quien desmintió que se haya acusado a su hijo de terrorismo, pero si advirtió una conducta de acoso sexual por parte del infante hacia la maestra sustituta que tiene asignado.

El nuevo señalamiento sacó de sus casillas al padre del pequeño Mohamed, quien acusa a la escuela del niño de racismo, ya que ellos son musulmanes. “La maestra que tenía antes lo trataba muy bien. Pero la cambiaron y nunca me avisaron, ni siquiera conozco a la nueva”, lamentó el papá.

“Me duele porque no tienen bases para hacer una acusación como esta, mi hijo es discapacitado, no entiende nada, tiene problemas de lenguaje, ni siquiera puede hablar y ellos lo acusan de ser terrorista… a un niño de 6 años”, dijo incrédulo a Univisión.

La familia se puso en contacto con el activista de derechos civiles Quanell X para denunciar lo que les ocurre.

“En un comienzo pensé que, por la barrera del lenguaje, la familia podría haber malinterpretado lo que les dijeron, pero cuando vi el reporte que se presentó a la policía, quedé impactado”, dijo Quanell X a Univision Noticias. “Este es un caso extremo y perturbador”, agregó.

El activista se puso en contacto con el superintendente del distrito escolar de Pearland, al que pertenece la escuela en cuestión, para buscar respuestas sobre el incidente, pero no encontró el respaldo que esperaba.

“El funcionario mencionó que el niño además de lo que dijo, estaba imitando un arma con su mano… no puedo creer que estén sospechando que un pequeñito discapacitado pueda ser un terrorista solo porque su familia es musulmana”.

 

Quanell X criticó que la escuela tenga una maestra a cargo de clases de educación especial sin el entrenamiento adecuado para lidiar con estudiantes con discapacidades. Cree por esa falta de preparación, la maestra sustituta provocó que la policía y los servicios de protección al menor iniciaran una investigación contra el niño y su familia.

Una vocera del distrito escolar de Pearland envió un comunicado a Univisión en el que desmiente la versión del incidente que Suleiman ha contado a los medios. “No es verdad que una maestra sustituta haya hecho un reporte policial por un incidente con este niño. La maestra sustituta no estuvo involucrada de ninguna manera en el reporte”, dijeron. “Tampoco es cierto que el alumno se vio afectado de manera negativa por el personal de la escuela. El reporte no se hizo por las creencias religiosas del niño o sus padres o porque se tema que el niño haga un acto terrorista. Las razones del reporte son serias, pero no podemos revelarlas por motivos de privacidad de todos los involucrados”, finaliza.