MADRE PONE A BEBÉ MUERTO EN EL CONGELADOR ANTE FALTA DE CERTIFICADO DE DEFUNCIÓN

ASPIR

LIMA, PERÚ. | Una mujer en Lima, Perú, se vio obligada a colocar a su bebé, muerto, en el congelador de su casa luego que las autoridades del hospital nacional, Sergio Bernales, le exigieran que se llevará a su hijo recién fallecido, pero sin entregarle el debido certificado de defunción.

El bebé nació prematuro y presentó problemas de salud, que le provocaron la muerte. Sin importar el dolor de la familia una vigilante del nosocomio advirtió a la mujer que no se podía marcha sin llevarse a su hijo muerto.

 

La mujer pretendía salir a buscar un servicio funerario para darle cristiano sepultura a hijo fallecido pero la funcionaria del hospital no le dejó salir. La madre no tuvo más remedio que llevarse a su bebito pero nadie le pudo asistir con los trámites del funeral, ya que debía tener el certificado de defunción.

Acorralada y con el tiempo en su contra, la mujer y su familia decidieron colocar el cuerpo del infante en el congelador de la refrigeradora de su casa para evitar que el cuerpo se descompusiera.

El principal temor de la familia era que llegara la policía y creyera que ella había matado a su hijo, por lo que buscó medios de comunicación para denunciar la salvaje acción de los funcionarios del hospita.

“Actué de una manera poco razonable pero con cabeza fría, con corazón frío, porque era la única manera de que no se descompusiera el bebito ante la falta del documentó de defunción”, comentó Luz Zamora, tía del menor fallecido.

“Esa desgraciada fue, ella es la que echó al bebito, es una desalmada”; le recriminó Mónica Palomino, la madre del bebé, a la mujer que trabaja como vigilante y que fue la que ordenó que llevara al bebé.

 

Por su parte, el doctor Julio Silva, director del nosocomio explicó que todo se trató de una falla en la comunicación. “Una funcionaria de vigilancia le dijo que si quería irse a su casa debía llevarse a bebé muerto, pero no se le había entregado el documento respectivo, ese fue el problema, no hubo comunicación”, dijo.

El pequeño, a quien iban a llamar Charlie David, tendrá un funeral adecuado, luego que personas de buen corazón ayudaran a la familia con los gastos fúnebres.