SI TIENE PENSADO SALIR DE EE.UU. POR NAVIDAD Y ES CIUDADANO DE ESTOS PAÍSES ¡NO LO HAGA!

AVION

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS. | Pasar la Navidad y fin de año con familiares, en los respectivos países de origen, invita a muchos inmigrantes a dejar suelo estadounidense para compartir en familia, pero en esta oportunidad los procedentes de Haití y Nicaragua, así como dreamers protegidos por DACA es recomendable que no gestionen permisos de viaje, según recomiendan expertos.

También es recomendable que los residentes legales con antecedentes criminales, consulten primero con sus abogados antes de poner un pie fuera del país, para evitar cualquier inconveniente.

Abogados advirtieron el lunes que no todos los inmigrantes que viven legalmente en el país pueden viajar fuera de Estados Unidos durante las fiestas de fin de año, y recordaron que los indocumentados no pueden poner un pie afuera porque, si lo hacen, les cae encima la denominada Ley del Castigo.

“Los amparados por un Estatus de Protección Temporal (TPS) y que son originarios de Nicaragua y Haití, definitivamente ya no pueden viajar fuera de Estados Unidos porque perdieron sus beneficios migratorios”, explicó el abogado de inmigración Alex Gálvez, quien ejerce en Los Angeles, California, citado por Univisión.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció que el gobierno concedía una última prórroga hasta el 5 de enero de 2019, plazo para que unos 2,500 inmigrantes de Nicaragua abandonen el territorio estadounidense o consigan un estatus de permanencia por cualquier otra vía legal.

En cuanto a Honduras, que recibió la misma protección que Nicaragua en enero de 1999 tras el paso del huracán Mitch, el DHS anunció una prórroga de seis meses mientras revisa documentación enviada por el gobierno de ese país para que la Casa Blanca les extienda el programa.

Gálvez dijo que en el caso de Nicaragua y Haití, “al cancelarse el beneficio que detiene temporalmente las deportaciones, ya no pueden tramitar una autorización de viaje para después poder reingresar a Estados Unidos”.

Y en el caso de Honduras, “debido a la incertidumbre que rodea el TPS, por prudencia es mejor no viajar fuera del país hasta conocer la decisión final del DHS”, que será anunciada a más tardar el 6 de mayo del 2018.

La oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) advierte además que los permisos o autorizaciones de viaje deben ser solicitados por lo menos con 120 días de anticipación. Y que muchos indocumentados protegidos por algún programa temporal de permanencia califican para obtener este beneficio de reingreso.

Del TPS de El Salvador, cuya última prórroga vence el 9 de marzo de 2018 y el DHDS tiene plazo hasta el 9 de enero para anunciar si lo renueva o cancela, Gálvez dijo que “debe existir la misma prudencia que estamos empleando con el TPS de Honduras. Hasta no saber si lo renovarán, es mejor no viajar, porque nada garantiza que los beneficiarios del programa que viajen fuera de Estados Unidos podrán reingresar nuevamente al país”. / Con información de Noticias Univisión Noticias