SALVADOREÑA QUE BUSCABA SUEÑO AMERICANO, FUE SOMETIDA A PESADILLA EN CENTRO DE DETENCIÓN DE ICE

CLAU

TEXAS, ESTADOS UNIDOS. | Luego de conocer la denuncia de una mujer originaria de El Salvador, que afirma haber sido abusada sexualmente dentro de un centro de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), el Buró Federal de Investigación (FBI) ha iniciado con las pesquizas para deducir responsabilidades tras el ataque a la centroamericana.

El FBI dijo que abrió una investigación de derechos civiles con relación al caso de Laura Monterrosa, detenida en el Centro Residencial T. Don Hutto.

Según el grupo activista Grassroots Leadership, Monterrosa dijo que un guardia tocó varias veces sus senos y sus piernas sin su consentimiento. El grupo dice que tanto ICE y el operador de las instalaciones, CoreCivic, no respondió las quejas de Monterrosa.

La salvadoreña presentó una queja a la oficina del alguacil en noviembre de que fue atacada sexualmente por un guardia en el centro federal de detención de inmigrantes a partir de junio. Los asaltos continuaron durante meses, dijo ella.

“La Oficina local del FBI de San Antonio, la Oficina de la Agencia Residente de Austin y la División de Derechos Civiles han abierto una investigación de derechos civiles sobre el presunto asalto sexual de una detenida por un oficial correccional en el Centro de Detención T. Don Hutto”, dijo Michelle Lee, portavoz del FBI.

“El FBI recopilará todos los hechos y pruebas disponibles y se asegurará de que la investigación se lleve a cabo de manera justa, exhaustiva e imparcial. Como esta es una investigación en curso, no podemos hacer más comentarios en este momento “, dijo.

El grupo de defensa de inmigrantes, realizó una protesta el lunes frente a la oficina del alguacil del condado de Williamson porque la agencia nunca realizó una investigación independiente del caso de Monterrosa después de que se informó a los diputados, dijo Bethany Carson, investigadora y organizadora del grupo. La organización está ayudando a Monterrosa, quien es de El Salvador, en su intento de obtener asilo en los Estados Unidos. / AGENCIAS