ATENTÓ CONTRA UN GATO PERO EL ICE ACTUÓ MUCHO MÁS RÁPIDO QUE LA JUSTICIA

010

MIAMI. Por incríble que parezca, un hombre atacó a un gato y su acción le hizo vivir un infierno en suelo estadounidense, que finalizó con su expulsión del territorio estadounidesense, pese a tener una cuenta pendiente con la lay por el crimen contra el felino.

 

Strushie era un gato callejero, anaranjado y muy querido por vecinos de Miami Beach, que mostraron su enfado y coraje al encontrarlo agonizante y con una flecha clavada en la cabeza, en las ceranías del hotel Franklin, en una de las zonas costeras más turísticas de Florida.

 

Georgios Kollias era un empleado del citado hotel que en julio fue detenido tras una investigación policial como presunto autor de la muerte de Strushie.

Los agentes descubrieron que la grabación de las cámaras de seguridad del hotel había sido alterada, y con ayuda del servicio secreto recuperaron el metraje borrado: Kollias aparecía rondando la zona trasera del establecimiento armado con una ballesta, rebuscando entre las plantas; luego disparaba entre el follaje, del que salía corriendo un gato anaranjado. Interrogado por la policía, el empleado del hotel reconoció haber atacado al animal, que tuvo que ser sacrificado.

Personas que conocieron al felino juntaron $27 mil dólares para detener, juzgar y lograr la condena de la persona que acabó con la vida de Strushie, un movimiento organizado a través de la red social Facebook que promovió además extender la responsabilidad a los propietarios del hotel, y que mostró su enfado y decepción al tener noticia de que Kollias no será juzgado y condenado, al menos a corto plazo.

 

Miami ya no es una ciudad santuario, es decir, desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, se ha comprometido a colaborar con el Servicio de Inmigración y Control de Fronteras (ICE, en sus siglas en inglés) para lograr la deportación de aquellos indocumentados detenidos por la policía. Kollias, ciudadano griego, se había quedado en Miami de forma ilegal una vez expiró su visado de turista. Dos semanas después de su arresto, fue puesto a disposición de ICE.

El huracán Irma, que arrasó el sur de Florida en septiembre, cambió también el rumbo del caso. Kollias fue trasladado por ICE a Louisiana por motivos de seguridad, junto a otros inmigrantes, y para cuando el juez encargado del caso en Miami pidió su devolución, ya había sido extraditado a Grecia, según informa el diario Miami

 

ICE no quiso esperar al desenlace del juicio, como no suele esperar cuando tiene la oportunidad de deportar a inmigrantes indocumentados bajo su tutela. Tanto es así que algunos jueces denegaban la fianza a detenidos para evitar que fueran deportados por ICE antes de poder ser juzgados. Kollias ni siquiera pagó la fianza, pero los agentes de migración se lo llevaron de la cárcel. Strushie nunca será vengado en la corte. / Con información de Telemundo Noticias