CRECE LA INDIGNACIÓN TRAS EL ASESINATO DE ESTE PROFESIONAL EN UNA ESCUELA

023

MÉXICO. | Un periodista fue asesinado frente a decenas de padres y niños mientras asistía al evento navideño en la escuela de su hijo en Acayucan, Veracruz. Su esposa relató que ante el riesgo que corría por su profesión se retirara y abrieran un restaurante, pero él quiso seguir ejerciendo como periodista.

 

Hombres armados ingresaron en una escuela primaria durante un festival navideño y mataron a balazos al reportero Gumaro Pérez, quien es, por lo menos, el décimo periodista asesinado en México en lo que va del año, en lo que los expertos han descrito como una crisis para la libertad de expresión.

 

Decenas de padres y niños estaban presentes en el momento en que le dispararon a Pérez, quien asistía al evento navideño en la escuela de su hijo en la localidad de Acayucan, informó el coordinador de seguridad del estado de Veracruz, en la costa del Golfo de México.

Pérez, de 34 años, cubría la nota roja -género relacionado con el crimen- para varios medios locales y era fundador del sitio de noticias La Voz del Sur. También trabajaba para el gobierno local.

La víctima estaba integrada a un programa estatal diseñado para proteger a los periodistas que realizan ciertas coberturas de “alto riesgo”, pero que es independiente del programa federal conocido como “mecanismo” que les brinda medidas a los reporteros, como botones de alerta en sus celulares y seguridad en sus domicilios.

 

La presidenta de la comisión, Ana Laura Vázquez, dijo que el grupo seguirá de cerca la investigación e hizo un llamado al gobierno estatal para localizar a los responsables y resolver el caso.