PENSARON QUE 20 AÑOS DE PESADILLAS HABÍAN TERMINADO, PERO NO ESTA ACCIÓN DE ICE

00a0

ESTADOS UNIDOS. Gabriel Solanche y Arturo Reyes estuvieron prisión durante 20 años por un crimen que siempre negaron haber cometido. Sus cargos fueron retirados recientemente pero el Servicio de Inmigración de Control de Aduanas (ICE) los capturó nuevameten y ahora corren el riesgo de deportación.

 

Según reportó BuzzFeed, portavoces de ICE confirmaron que los dos inmigrantes habían sido arrestados y que eran “susceptibles de ser expulsados” de Estados Unidos. En la declaración de la agencia se especificaba además que los hombres “permanecerán bajo custodia del ICE a la espera de la disposición de sus casos de inmigración”.

 

A Solanche y a Reyes se les acusó en 1998 de apuñalar a una pareja en Chicago y de secuestrar a sus dos hijos pequeños. Aunque desde el principio ellos se declararon inocentes, después de tres días de interrogaciones, los dos acusados terminaron entregando una “falsa confesión” al entonces detective de la policía de Chicago, Reynaldo Guevara. Los mexicanos aseguran que durante el interrogatorio sufrieron vejaciones y que se les privó de sueño y alimento.

Las confesiones de los mexicanos han sido descartadas como pruebas en el caso debido a la forma en que fueron obtenidas. El agente Guevara, que hoy tiene 73 años y está jubilado, ha estado relacionado en más de una docena de casos de falsificación de testimonios, amenazas e intimidación de personas acusadas de homicidio entre los años 80 y pricipios del 2000. En una declaración entregada en octubre, Guevera declaró que no recordaba ni siquiera detalles básicos sobre el caso Solache y Reyes, y negó que los golpeara para obtener sus confesiones.

 

Sin embargo, los fiscales del caso están convencidos de que los dos acusados son culpables y de que planearon el ataque junto a Adriana Mejía, sentenciada a cadena perpetua por el doble asesinato. Mejía es familiar de Reyes y amiga de Solanche.

Solache y Reyes son los hombres número 11 y 12 a quienes se les han revocado sus penas, al menos en parte, debido a la supuesta mala conducta de Guevara. En noviembre de este año, otro mexicano, José Maysonet, residente de Chicago, salió en libertad luego de pasar 27 años en prisión acusado por un doble homicidio. Durante casi tres décadas aseguró no cometió el crimen. / Con información de Univisión Noticias