ESTABAN EN LA LISTA PARA DEJAR EL PAÍS, PERO ESTA DECISIÓN LES CAMBIÓ SU FUTURO

01a1

CALIFORNIA. | El gobernador de California, Jerry Brown, concedió 132 perdones de Navidad a ciudadanos y residentes de California que cometieron crímenes menores en el pasado y que ya cumplieron con sus sentencias. La lista incluye a dos inmigrantes de Camboya que estaban a punto de ser deportados.

 

En los últimos meses, el gobernador de California ha sido crítico con la política migratoria de la administración Trump y la detención de inmigrantes que han perdido su estatus legal por tener antecedentes criminales. Al perdonarles sus crímenes, los dos extranjeros siguen en la mira del Servicio de Inmigración (ICE), pero tienen una nueva oportunidad de salvarse de la deportación.

Como sus órdenes de deportación fueron emitidas basadas en esos crímenes ahora indultados, los inmigrantes pueden pedir a las cortes de inmigración que reabran sus casos e intentar evitar la salida del país, según contaron sus representantes legales al diario The Sacramento Bee.

 

Los dos extranjeros perdonados son Mony Neth y Mao Rottanak Kong. Ambos llegaron siendo niños a Estados Unidos desde Camboya, huyendo del régimen autoritario en su país y de un cruel genodicio. También los dos fueron detenidos por las autoridades migratorias en una redada en el norte de California y sus viejos antecedentes criminales complicaron su permanencia en el país.

Según se explica en sus perdones de Navidad, Kong fue sentenciado en 2003 por manejar un auto robado y escapar de un agente, mientras que Neth fue condenado en 1995 por participar en una pandilla callejera y poseer un arma peligrosa. En ambos casos, el gobernador justifica que han sabido reconducir sus vidas y contribuir a la sociedad californiana.

Sus deportaciones eran inminentes, pero fueron frenadas por partida doble en los últimos días. Primero, una corte suspendió temporalmente su expulsión del país prevista para el lunes 18 de diciembre. Y después llegó el perdón de Brown que podría dar un giro al caso, que será visto de nuevo por la justicia en enero.

 

La organización de derechos civiles que representa en las cortes a uno de los inmigrantes asiáticos, Mony Neth, dijo en un tuit que “está de vuelta con su familia a tiempo para (celebrar) las fiestas”.

Al conceder los 132 perdones, la oficina del gobernador dijo en un comunicado que Brown dio los indultos a residentes que ya cumplieron condena y que la mayoría de ellos habían cometido crímenes no-violentos o vinculados con drogas. Además, los perdonados “han demostrado comportamientos ejemplares y han vivido obedeciendo a la ley y de manera productiva”, aseguraron. / Fuente Univisión Noticias