ESTA CIUDAD SUFRIÓ EL PEOR SINIESTRO DE LOS ÚLTIMOS 27 AÑOS

01d

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS. | Al menos una docena de personas fallecieron en las últimas horas tras un feroz incendio que ocurrió en un edificio de apartamentos en el distrito del Bronx, reportaron las autoridades.

Entre los fallecidos se encuntra un niño de un años; además, las autoridades reportan a cuatro personas más que se encuentran en estado critico. El siniestro es considero el peor desde 1990.

 

La cifra de fallecidos podría aumentar debido a la gravedad de los heridos y a que aún se busca a personas en el inmueble.

“Los residentes han muerto en diferentes pisos y sus edades van desde un año hasta más de 50 años”, ha explicado el jefe de Bomberos de Nueva York, Daniel Nigo, quien ha añadido que “esta tragedia es, sin ninguna duda, histórica por su amplitud”.

 

El alcalde neoyorquino, Bill de Blasio, que se ha desplazado de inmediato al lugar, ha señalado que se trata del peor incendio de la ciudad “en un cuarto de siglo”.

El incendio ha comenzado por causas que aún se desconocen en la planta baja de un edificio de ladrillo de cinco plantas a la altura del cruce de la calle 187 con Prospect Avenue, en la zona de Belmont, cerca del zoológico.

Las llamas se han extendido rápidamente por las otras cuatro plantas del inmueble y sus 25 apartamentos.

Los bomberos llegaron al lugar tres minutos después de que comenzara el incendio y lograron apagarlo dos horas más tarde. Cerca de 170 bomberos han trabajado en la extinción y han conseguido rescatar con vida a una docena de personas.

Según varios medios de comunicación estadounidenses, dos de los fallecidos han sido encontrados en una bañera llena de agua, en la que parece que trataron de protegerse de las llamas.

 

En la zona residen muchos vecinos de origen latino aunque en el edificio vivían también inmigrantes de procedencia africana y afrocaribeña.

Los vecinos han pasado la noche en una escuela cercana convertida en refugio para guarecerse del frío helador, ya que los termómetros han bajado hasta los 10 grados bajo cero, lo que también ha complicado mucho el trabajo de los bomberos, al igual que el fuerte viento que soplaba en el momento del siniestro, que avivó mucho las llamas. / Con información de TRVE