EL ERROR INFORMÁTICO EN LA LOTERÍA QUE GENERÓ MILES DE TIKETS GANADORES

Loteria

CAROLINA DEL SUR. | Una falla de la programación originó una gran cantidad de talones ganadores que suman 19.6 millones de dólares en premios. Pero las autoridades de la lotería suspendieron el sorteo y mientras dure una investigación los ganadores no podrán reclamar el dinero

 

La alegría de miles de afortunados ganadores del sorteo del día de Navidad de la lotería de Carolina del Sur fue pasajera. Las autoridades locales determinaron que un error de programación generó una sobreabundancia de boletos ganadores.

 

Por ahora, los que compraron los talones premiados no recibirán dinero, mientras avanza la investigación sobre el incidente.

Este viernes, después de una reunión de emergencia a puerta cerrada, la Junta de Comisionados de la Lotería de Educación de Carolina del Sur acortó reservar los 19.6 millones de dólares, equivalente “a la cantidad potencial representada” por los boletos ganadores.

 

El caos de los números premiados de Add-A-Play se originó de 5:51 pm a 7:53 pm del día del sorteo, cuando “el mismo símbolo de la jugada fue repetido en las nueve áreas de la cuadrícula del ticket para un premio superior de $500”, explicó la lotería.

En un solo boleto no deben aparecer más de cinco símbolos idénticos. “Tan pronto como se identificó el problema, el juego fue suspendido inmediatamente para llevar a cabo una investigación exhaustiva”, añadió el organismo.

 

Los funcionarios de la lotería no indicaron cuántos boletos se habían visto afectados o si ya se habían hecho pagos antes de que se descubriera el error. Tampoco tienen claro cuántos de los boletos ganadores eran legítimos y cuántos no.

Un comunicado de prensa dijo que los funcionarios se reunirán “antes de finales de enero para considerar este asunto más adelante”, añadiendo los jugadores deben conservar sus boletos por el momento.

 

WYFF, una cadena afiliada a CNN, citó a un gerente de una tienda describiendo el “frenesí” desatado por el ticket ganador, diciendo que docenas de personas “se apresuraron” a comprar boletos. Pero la gente supo pronto que no podían cobrar.

 

Fue el caso de Nicole Coggins, que brincó de euforia al pensar que, tras tener el ticket ganador, tenía suficiente dinero para llevar a sus hijos a Disney World. “Les había estado prometiendo durante años y pensé que finalmente iba a llegar, y ahora no puedo”, dijo Coggins a WYFF. / Con información de Univision Noticias.