ICE REALIZARÁ REDADAS EN VECINDARIOS Y CENTROS DE TRABAJO A PARTIR DEL 1 DE ENERO

ICE.jpg

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) reiteró que “no tendrá otra opción” que realizar a partir del 1 de enero redadas en vecindarios y centros de trabajo en California, debido a la ley SB54 que lo convierte en un estado santuario. Dicha legislación limita la cooperación con las autoridades de inmigración, por eso las policías locales  algunas a regañadientes ya se preparan para ampliar las protecciones para los indocumentados.

 

“La SB54 tendrá un impacto negativo en las operaciones de ICE en California al eliminar casi toda la cooperación y comunicación con nuestros socios del orden público en el estado”, advirtió ICE retomando un comunicado en el cual su director interino, Tom Homan, rechazó tal iniciativa en octubre pasado.

 

“ICE no tendrá otra opción que realizar redadas en vecindarios locales y en lugares de trabajo, lo que inevitablemente resultará en arrestos adicionales”, agrega un boletín escrito por la vocera del organismo en Los Ángeles, Lori Haley.

También conocida como el ‘Acta de Valores’, la ley se promulgó en octubre con el fin de otorgar mayor protección a los indocumentados durante una administración que ha endurecido sus políticas migratorias. Esta prohíbe a las policías locales y estatales indagar el estatus migratorio de las personas, participar en operativos de ICE y transferirles a los detenidos que hayan cometido delitos menores.

 

Por ello, todas las agencias policiales, incluso las que se oponen a la SB54, han comenzado a cambiar sus procedimientos, dejando de seleccionar a los presos y entrenando a su personal para que no comparta información sobre los indocumentados. Tal es el caso del Sheriff de los condados de Orange, Los Ángeles y Riverside, los cuales rechazaron públicamente declarar a California un estado santuario.

 

Jim McDonnell, Sheriff angelino, advirtió en marzo que habría más operativos federales por esta norma y por la legalización de la marihuana para uso recreativo, que también entra en efecto este 1 de enero. “Ellos pueden hacerlo, tienen el derecho; es contra la ley federal”, expresó entonces el funcionario.

La agencia de McDonnell dijo este jueves que continuaba revisando los lineamientos de la SB54 para acatarlos al pie de la letra. Su vocera Nicole Nishida señaló que por el momento solo han identificado ciertos aspectos que son distintos a sus políticas ya en pie.

 

“Los delitos graves solo calificarán (para ser notificados a ICE) si el recluso fue condenado en los últimos 15 años (anteriormente no se especificaba un marco de tiempo); los delitos menores elegibles solo calificarán si el recluso fue condenado en los últimos cinco años; y se agregaron delitos menores específicos a los cargos que califican”, mencionó la portavoz en un comunicado.

 

La nueva legislación señala que los policías y agentes del sheriff, incluyendo los que trabajan en las cárceles, podrán seguir trabajando con las autoridades federales de inmigración si es que una persona ha sido hallada culpable de una gama de 800 delitos, mayormente graves y delitos menores que pueden ser aplicados como serios. Sin embargo, estos no podrán entregar inmigrantes a las autoridades federales si solo tienen delitos menores en su historial delictivo. / Con información de Univision Noticias.