CONVERSACIONES EN WATSAPP INCRIMINAN A SACERDOTE EN CASOS DE VIOLACIÓN A MENORES

Sacerdote.jpg

Un nuevo escándalo por abuso sexual de menores de edad sacude a la iglesia católica en Honduras.

 

La Fiscalía investiga al sacerdote de la iglesia Inmaculada Concepción de Danlí, German Flores luego de recibir la denuncia de dos mujeres que habrían sido abusadas hace 17 años, cuando asistían a la iglesia.

 

La primera denuncia fue interpuesta por la hermana de Maryory Almendares, una de las víctimas quien a la hora de su muerte, en septiembre pasado, confesó a su familiar haber sido atacada sexualmente por su líder religioso cuando tenía solo ocho años.

 

Almendares fue explicita en su confesión, le contó a Isis que el sacerdote la “chineaba, le tobana las piernas, sus partes, agarraba sus manos para que tocara las partes de él y la besaba”, según publicación de elheraldo.hn.

Al menos cuatro denuncias más se suman al caso según dijo Yuri Mora, representante de la Fiscalía a laprensa.hn.

 

Dos de estas abrieron la investigación en el Ministerio Público. La Prensa de Honduras, señala que hay dos denuncias más que se espera sean declaradas ante los fiscales en las próximas horas y una quinta de otra persona ahora radicada en Costa Rica.

A finales de noviembre, familiares de Almendares increparon al religioso señalando que sabían de los abusos que había cometido contra niños.

 

Días después, las autoridades recibieron una denuncia en la que se reportaba la desaparición de Flores.

Durante una semana German Flores fue buscado por las autoridades, hasta que una llamada alertó sobre un vehículo propiedad de la iglesia católica de El Paraíso estaba en un precipicio ubicado en Las Animas.

 

El sacerdote apareció con múltiples heridas, se descartó que hubiera sufrido algún accidente por el contrario se cree que habría tratado de suicidarse.

Tras las denuncias Flores fue suspendido de sus actividades de la iglesia, ahora se espera que sea llamado a declarar.