“DEPRAVADO” ICE LO DEPORTO, PERO VOLVIÓ PARA SEGUIR ABUSANDO DE SU HIJASTRA

 

Estuardo-Canales

Un inmigrante fue condenado a pasar el resto de su vida en prisión por haber violado y embarazado a su hijastra.

Estuardo Canales, de 53 años, fue sentenciado a cadena perpetua tras ser declarado culpable en el juicio en su contra que se celebró esta semana en el condado de Gwinnett (Georgia).
De acuerdo con el expediente judicial, el imputado abusó sexualmente de la pequeña desde que tenía nueve años, aunque el ultraje salió a la luz hasta que ella cumplió los 17.
“La víctima finalmente expuso todo el infierno que había vivido ante alguien de su iglesia y fue porque había sido violada recientemente”, indicó la Fiscalía de Gwinnett por medio de un comunicado de prensa.
Durante su testimonio, la ahora adolescente aseguró que nunca dijo nada porque estaba bajo intimidación tras haber sido amenazada por el abusador.

La evidencia más contundente que la Fiscalía usó en contra de Canales fue la prueba de ADN que reveló que él era el padre del niño de la chica, que a los 14 años dio a luz.

“Los exámenes forenses realizados por el Buró de Investigaciones de Georgia (GBI) colocan a Canales como el padre biológico de ese bebé”, sostuvo la Fiscalía.

La menor abusada dijo que tras dar a luz, los abusos fueron más frecuentes y que todo ocurría en la vivienda que compartía con el guatemalteco en la ciudad de Lilburn.

 

Cuando la magistrada a cargo de este caso estaba por emitir sentencia, Canales pidió ser sacado del tribunal, por lo que no escuchó cuando fue condenado a cadena perpetua, más 50 años de cárcel por los cargos de violación e incesto, entre otros.

 No es la primera vez que el centroamericano está envuelto en problemas legales. Tan solo en el condado de Gwinnett había sido arrestado tres veces por manejar borracho y sin licencia de conducir.
En 2011 cayó en manos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) por ser indocumentado y lo deportaron, pero volvió solo para seguir violando a la niña, según dijeron las autoridades.
|Con información de Mundo Hispánico